sábado, 14 de agosto de 2010

Oasis

Trato de ser lo mejor para ti. Trato de ser lo mejor para los dos. Trato de controlar mis emociones y mis palabras. Trato de manejar pensamientos, pero me aburre sentir así, tratando. No quiero dejarte pasar, no mereces ser fugaz. Menos un espejismo. Me pierdo en tus ojos buscando una esperanza, me quiero perder en ti para encontrar otro camino. Me muestras las cosas que he anhelado durante mucho tiempo, me las asomas sin conocerme y me siento una estupida por no mandar a volar todo lo que realmente le resta color a mis días. No sé si seremos felices, no sé si todo esto que día a día adornas sea verdad. Lo que sé es que cada vez que te vas, pareciera que la película se pausa y mi cabeza comienza a dar vueltas mientras te extraña. Me da miedo comenzar de nuevo, tengo la suerte de tener un imán muy atractivo, pero descubrí que me aterra sonreír, sentir vacíos en el estómago, perder la cabeza, soñar, hacer planes cristalinos y débiles como burbujas que explotan en el aire. En el fondo, no me gusta amar, no me gusta mostrar mi lado vulnerable, no me gusta recordar cosas que sean parte de algo que se terminó. No sueño con la persona perfecta, pasó a segundo plano, quizá por eso no te tomo fuerte de la mano y no corro lejos contigo. Me aferro a distracciones como el trabajo, me consumo en mi cerebro a veces divagando, otras concibiendo ideas grandiosas que no tengan que ver conmigo sino con mi alter ego o lo de afuera. Me gusta crear conceptos, aferrarme a mi talento y a mi intelecto. Dejarle la pasión a un buen libro y sufrir al personaje. Creo que mi historia por ahora me resulta dolorosa y la he puesto en pausa. Sé que pronto avanzaré, no sé cuando. Sé que me daré otro chance pero ahora no consigo la salida de esa nueva oportunidad, la buscaré en otras tierras, si huyes conmigo ahí estaré. Por ahora no quiero hacerte daño, aunque paradójicamente empieces a dibujarte dentro de mí. Seguiré mirándote, escuchándote y estando allí, porque eres fascinante. Quizás me he sacado la lotería y no puedo creerlo. Por ahora, le doy espacio al shock. Pronto seré para ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario